ES

Bienvenidos a The Old Bank Hotel, el galardonado hotel con encanto situado en el centro de Oxford.

Este hotel de propiedad privada, que se encuentra situado en la céntrica High Street de Oxford, es una imponente declaración de diseño, y se puede argumentar que es el hotel mejor situado de toda la ciudad. The Old Bank, que ha obtenido el premio Best City Hotel 2011, otorgado por la célebre guía de hostelería Good Hotel Guide, está rodeado por las famosas facultades de Merton, All Souls, Christ Church y University, y se encuentra justo enfrente de la Bodleian Library y la Radcliffe Camera.

El edificio de piedra de estilo georgiano alberga la colección privada de arte británico del siglo XX del propietario del hotel, y cuenta con cuarenta y dos habitaciones de lujo, con aire acondicionado y baños de mármol, excelentes vistas, aparcamiento gratuito y las últimas tecnologías. Los huéspedes pueden hacer uso de los salones Gallery, Boardroom y Red Room que ofrecen servicios completos de conferencia. Además, cada uno de estos espacios se puede transformar para convertirse en un escenario perfecto para cenas privadas, banquetes de bodas, o recepciones con cócteles y canapés.

Todos los huéspedes están invitados a unirse a Isabella Underhill, nuestra guía residente, para disfrutar de un paseo guiado por el centro de Oxford cortesía del hotel, o tomar una de las bicicletas del hotel si desean aventurarse más lejos. Además, los clientes también pueden disfrutar de nuestros tratamientos de belleza o simplemente relajarse en el Library Bar.

Quod Brasserie, un bar restaurante con una gran terraza climatizada, es el punto de reunión del hotel. Está abierto todo el día y los clientes pueden saborear su exquisita comida mediterránea mientras se recrean admirando la extraordinaria colección de arte de jóvenes artistas británicos del siglo XX que alberga el restaurante. Anteriormente el hall de un banco, Quod ha conservado los suelos originales de piedra, así como los grandes ventanales en arco, pero se ha transformado para convertirse en el restaurante más grande y exitoso de Oxford. La brasserie está abierta todo el día para que los clientes puedan disfrutar del desayuno, de nuestro famoso almuerzo de dos platos a muy buen precio, del té de la tarde y de la cena. Esta elegante brasserie sirve comida consistente, nada pretenciosa y de sencilla concepción.

Todos los domingos, en el bar se puede disfrutar en directo de jazz de primera clase, y los comensales tienen el raro lujo de poder estacionar su coche gratuitamente en el centro de la ciudad, dejándolo en el aparcamiento de The Old Bank Hotel.